Abecoal Abogados Almeria Teléfono: 627 30 21 28
info@abecoal.es



ABECOAL Abogados, Economistas y Auditores de Almería


Publicacion


¿CUÁNDO HAY QUE SOLICITAR EL CONCURSO DE ACREEDORES?

AUNQUE PUEDA PARECER UN TEMA MENOR, NO LO ES, EL MOMENTO DE SOLICITUD DEL CONCURSO DE ACREEDORES PUEDE SER DETERMINANTE PARA DERIVAR RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL PERSONAL A LOS ADMINISTRADORES DE LAS SOCIEDADES MERCANTILES O A LOS EMPRESARIOS INDIVIDUALES.


La solicitud del concurso de acreedores es un momento muy importante dentro del proceso concursal, así el artículo 5 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, establece que el deudor deberá solicitar la declaración del concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia. Por eso, desde Abecoal Administradores Concursales, le recomendamos que si usted es un empresario individual o el administrador de una sociedad y está en estado de insolvencia, presente cuanto antes la declaración del concurso de acreedores, por las repercusiones tan negativas que puede tener el no hacerlo en plazo como veremos más adelante.



Artículo 5 de la Ley Concursal nos dice cuándo:

1. El deudor deberá solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia.


2. Salvo prueba en contrario, se presumirá que el deudor ha conocido su estado de insolvencia cuando haya acaecido alguno de los hechos que pueden servir de fundamento a una solicitud de concurso necesario conforme al apartado 4 del artículo 2 y, si se trata de alguno de los previstos en su párrafo 4.º, haya transcurrido el plazo correspondiente.



Y el artículo 2 explica los requisitos que deben darse:


1. La declaración de concurso procederá en caso de insolvencia del deudor común.


2. Se encuentra en estado de insolvencia el deudor que no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles.


3. Si la solicitud de declaración de concurso la presenta el deudor, deberá justificar su endeudamiento y su estado de insolvencia, que podrá ser actual o inminente. Se encuentra en estado de insolvencia inminente el deudor que prevea que no podrá cumplir regular y puntualmente sus obligaciones.


4. Si lansolicitud de declaración de concurso la presenta un acreedor, deberá fundarla en título por el cual se haya despachado ejecución o apremio sin que del embargo resultasen bienes libres bastantes para el pago, o en la existencia de alguno de los siguientes hechos:


1.º El sobreseimiento general en el pago corriente de las obligaciones del deudor.


2.º La existencia de embargos por ejecuciones pendientes que afecten de una manera general al patrimonio del deudor.


3.º El alzamiento o la liquidación apresurada o ruinosa de sus bienes por el deudor.


4.º El incumplimiento generalizado de obligaciones de alguna de las clases siguientes: las de pago de obligaciones tributarias exigibles durante los tres meses anteriores a la solicitud de concurso; las de pago de cuotas de la Seguridad Social, y demás conceptos de recaudación conjunta durante el mismo período; las de pago de salarios e indemnizaciones y demás retribuciones derivadas de las relaciones de trabajo correspondientes a las tres últimas mensualidades.



Así, si nos fijamos en e l conjunto de presunciones de insolvencia unido al conjunto de presunciones de existencia de dolo o culpa grave por no solicitar el concurso de acreedores en los dos meses que establece la ley, hace que recaiga sobre los empresarios individuales y los administradores de las sociedades un responsabilidad muy importante.



En definitiva, que si usted es un empresario individual o un administrador de una sociedad y presenta fuera de plazo la declaración del concurso de acreedores y éste es considerado doloso o culpable puede verse respondiendo con su patrimonio personal de las deudas contraídas en su actividad mercantil o profesional



En la práctica diaria no encontramos con empresarios individuales y administradores de sociedades, que por desconocimiento o pasividad a la hora de presentar el concurso de acreedores,bestán perdiendo su patrimonio personal y familiar.



Por eso desde Abecoal, Administradores Concursales de Almería le aconsejamos que si usted o su empresa no pueden pagar a los proveedores y acreedores se deje aconsejar por expertos y presente cuanto antes el Concurso de Acreedores , se evitará muchos problemas y dolores de cabeza.



En Abecoal Administradores Concursales le asesoramos en todo momento de este complejo y largo proceso y contará con abogados y economistas auditores expertos para conseguir el mejor desenlace posible a su caso.



Abecoal.

ABOGADOS ALMERIA